Numax (Santiago de Compostela)

Abierto desde marzo de 2015, el Numax es un cine creado como una cooperativa sin ánimo de lucro donde una librería, una cafetería y un laboratorio de creación gráfica y visual conviven de lado a lado en un mismo espacio.

Ubicado a solo algunos pasos del centro histórico de Santiago de Compostela, el Numax es el primer cine ubicado en Galicia exponiendo películas en sus versiones originales y es el único ubicado en el centro de la ciudad. La llovizna ha sido nuestra compañera desde el inicio del viaje, y ha sido justamente en las estanterías de su librería donde hemos encontrado refugio. Jacques Tati prepara en los dvd la última edición de “Les Cahiers du Cinéma” disponible y la proyección de “Mauvais Sang” de Leos Carax, tributos del cine francés con motivo de nuestra visita. Ramiro Ledo, propietario del cine y cineasta nos acompaña en el bar para contarnos un poco acerca de los inicios del proyecto. « Si todos los cines cerraron, con el fin de ver películas, uno tiene que abrir su propio cine » comienza a relatar Ramiro.

Si todos los cines cerraron, con el fin de ver películas, uno tiene que abrir su propio cine

En 2013, los cinco fundadores, Ramiro Ledo, Irma Amado, Pablo Cayuela, Xosé Carlos Hidalgo y Antonio Doñate se asociaron para crear el Numax. El nombre del cine fue directamente inspirado por el documental de Joaquín Jordá: Numax Presenta…  en la película un grupo de trabajadores de una fábrica de electrodomésticos deciden organizarse para hacerse cargo de la producción de una forma auto gestionada. Después de 2 años de arduo trabajo, deciden cambiar de vida, renunciar a la cadena de producción y financiar este documental con las ultimas 600 000 pesetas restantes de sus ahorros. Haciendo eco de esa historia, fundar el Numax fue la oportunidad para el equipo de re pensar profundamente las estructuras de funcionamiento de centros culturales y las relaciones entre trabajadores. Es una forma creativa de respuesta a la recesión, una respuesta tangible para las condiciones cambiantes de trabajo.

El proceso natural para desarrollar sus ideas era presentando alternativas a los bancos para obtener el financiamiento del proyecto, a través del crédito cooperative Coop 57. Sin embargo para poder recibir el visto bueno para un préstamo de 300 000€, se necesitaban aun varias garantías. Fue así como decidieron acercarse a la comunidad a través de una campaña pública. « Toda la campaña fue muy detallada y transparente, como un leitmotiv. Reportamos absolutamente todo, incluyendo nuestro salario, que es el mismo para todos nosotros. » Explica Ramiro. Las 182 personas que respondieron a la campaña publica permitieron al Numax contar con el préstamo necesario para la implementación del proyecto, convirtiéndose en avales de sumas de entre 1000 a 5000€. Por su parte, los fundadores aportaron 8000€ cada uno y contaron con el apoyo de la profesora universitaria Margarita Ledo Andión quien complemento el déficit restante con 24 000 € en capital social. « Contamos con una red en Santiago de Compostela y una fuerte relación con la comunidad, hubiera sido imposible llevar a cabo este proyecto en cualquier otro lugar porque era necesaria esta relación de cercanía que fuera más allá de una simple inversión profesional. Hubiese resultado imposible encontrar 182 avales en otro lugar, y aunque varios de ellos provienen de otras partes del mundo (Brasil, Paris, Londres), el 80% son locales. », Subraya Ramiro. Además de esta financiación comunitaria se añadió una subvención para la creación de empresas por el Fondo FEDER de Galicia. El Numax no recibió subsidios para gastos de digitalización ni ejecución.

Una vez que los fondos fueron reunidos, Hábitat Social, un colectivo de arquitectos también establecido como una cooperativa, se encargó de la concepción y construcción del cine. El 13 de marzo de 2013 las 182 personas que apoyaron al proyecto tuvieron la oportunidad de asistir a la primera proyección del Numax. El film de Aki Kaurismäki “Drifting Cloudswas” fue el elegido para esta velada, y cuando el director se enteró de que sería proyectada su película sorprendió al equipo y a los asistentes al presentarse al cine para compartir con ellos y celebrar dicho acontecimiento. Cinco meses después el cine ya había recibido a una audiencia aproximada de 10 800 personas, seduciendo a públicos mixtos de todas las edades ofreciendo nuevas alternativas de manera semanal.

Con dos proyecciones semanales, la programación del cine está estructurada alrededor de 3 ideas principales: primero, películas en su idioma original, clásicos del cine remasterizados y una selección llamada « Green Eyes »1 con películas que re definen la manera de ver y narrar el cine, tales como The Joycean Society de Dora García, Lejos de los árboles de Jacinto Esteva o Letters to Max de Eric Baudelaire. « La  idea es proyectar films que no tienen distribución en España. Somos personas de la industria cinematográfica que amamos mirar películas, escriben reseñas, estudian arte y asisten a festivales para descubrir películas. Seriamos felices presentando películas que nunca hayan llegado a un público específico y presentarlas con la misma calidad técnica y visual de cualquier otro film. » Finaliza Ramiro.

Más allá de las proyecciones cinematográficas, el espacio ofrece más actividades: una librería, un taller de creación gráfica y de video, y un bar, los cuales fueron incluidos de acuerdo a sus necesidades operacionales de manera natural. « Repensar cada actividad e integrarla en un conjunto nuevo es un demandante proceso creativo» asegura Irma, quien está a cargo de la librería y se encarga de crear numerosos puentes relacionados de relación con las proyecciones en pantalla, un ejemplo de ello serían las listas de recomendaciones de libros sugeridos por los directores cuyas películas estén siendo exhibidas.

El taller de video y creación grafica está ubicado en el sótano y es el encargado de diseñar toda la imagen del NUMAX. Se le da una atención particular a la imagen del lugar, la cual explotan en todas sus posibilidades (tickets, anuncios, propaganda, bolsas y regalos), demostrando así el interés del equipo en cada detalle, con la finalidad de crear una fuerte y coherente identidad que vaya de la mano con la ideología del lugar.

Más allá de esta labor interna, el taller ofrece sus servicios de concepción gráfica, producción audio visual y post producción (edición, estandarización, fabricación DCP, creación de subtítulos, etc.) a externos. El taller trabajo en un proyecto grafico para el festival Sinsal que los llevo a extender sus actividades de creación a través de generar trailers que serían proyectados antes de cada show.

Cada uno de los trabajadores tiene a su cargo un departamento, y aun así todas sus actividades están relacionadas con el resto del equipo. Los trabajadores se turnan la tarea de recibir al público. Uno de los nuevos socios, Cris Ultreia Silva, se ha sumado al equipo fundador durante los primeros meses de trabajo.

Hace no mucho tiempo, el Numax se planteó un nuevo reto: el lanzamiento de su primera película fungiendo el papel de distribuidor con Los Hongos, del director colombiano Oscar Ruíz Navia para el 4 de septiembre; ellos serán quienes se ocupen de crear toda la producción a través de las herramientas de su taller.

Guiados por un espíritu emprendedor y el fruto del arduo trabajo, el equipo del Numax gano un premio este año al mejor proyecto cooperativo en Galicia, y está lleno de ideas para el futuro: desarrollando sus tareas de producción, innovación continua y crear sociedades con el fin de ser más fuertes. En concreto: crear el lugar de sus sueños.

Notas

1 en referencia a Marguerite Duras en “Green Eyes”, el cual fuera el título de películas y textos compilados de Duras en Junio de 1980, cuando fue invitada por Les Cahiers du Cinémas para editar una recopilación especial.

Traducido por Daniel Carreto ♥