CineCiutat (Palma de Mallorca)

Retomado por los ciudadanos de la isla de Mallorca, CineCiutat es una experiencia pionera en España y un modelo de autogestión. Sus miembros ahora dirigen el cine, rescatado por su audiencia después de su cierre.

El 8 de Mayo de 2012, el Renoir de Palma de Mallorca, que era el único cine de Baleares proyectando películas independientes, tuvo que cerrar sus puertas. El día de la clausura, los clientes regulares de este cine se juntaron para darle la despedida definitiva. Fue entonces que un grupo de espectadores, comenzaron a distribuir de manera espontánea una forma con la iniciativa “Salvem els Renoir” (“Salvemos el Renoir“) en catalán, la cual proponía a los asistentes a ayudar a conservar el lugar por medio de contribuciones financieras, la cual fue un éxito inmediato. En menos de 3 semanas, 2000 personas contestaron a la petición. Fue creada una asociación  –Xarxa Cinema–, así como una cuenta de banco. Las primeras aportaciones llegaron rápidamente a los 50 000€ para principios de Junio. El 14 de junio se llevó a cabo la primera asamblea, en la cual en presencia de 600 colaboradores se votó por la reapertura del cine y su nuevo nombre: “CineCiutat” que mezcla la palaba en español «cine» y catalana «ciutat» (ciudad), en referencia al famoso estudio italiano Cinecittà. Alta Films, el ex gerente del instituto, se vio seducido por la iniciativa ciudadana y gentilmente regaló todos los equipos, pantallas, asientos y proyectores para la conservación del mismo. El 13 de julio, apenas dos meses después de su clausura, el cine daba de nuevo la bienvenida a su nuevo público. Tras este paso de antorcha hace ya 3 años, pudimos recorrer las paredes de ladrillo rojo antiguo que albergan hoy en día a CineCiutat; nos reunimos con Javier Pachón, gerente de CineCiutat y Pedro Barbadillo, director de la asociación.

Nos presentaron la filosofía del proyecto en base a tres ejes principales: presentar películas de calidad en sus versiones originales, ser manejado por sus propios miembros y ser mucho más que un simple cine. “Sabíamos que este lugar no sobreviviría el siglo XXI siendo únicamente un cine. Necesitábamos convertirnos en una plataforma de contenidos alternativos, un lugar donde el público se convierte en una pieza clave, pero también a través de la diversificación de los contenidos seleccionados” explica Javier.

Sabíamos que este lugar no sobreviviría el siglo XXI siendo únicamente un cine. Necesitábamos convertirnos en una plataforma de contenidos alternativos, un lugar donde el público se convierte en una pieza clave, pero también a través de la diversificación de los contenidos seleccionados

Las proyecciones se muestran con diferentes categorías, “Ciné Nins” para el público joven, “Repescas” (repeticiones) para películas repetidas, y “Cinefilms”, un club de cine con proyecciones de patrimonio, seguidas siempre de un interesante debate. Más allá de esto, CineCiutat ofrece nuevos contenidos como teatro (Teatro Nacional en vivo), series de TV (último episodio de la tercera temporada de Game of Thrones, un ciclo alrededor de programas de televisión pilotos está en proyecto) o cortometrajes durante su propio Festival Kontrabendo, reservado a la creación cinematográfica de jóvenes de entre 13 a 18 años de edad. También planean hacer frente a los videojuegos, realidad virtual, y dar un alcance más amplio de la interactividad que “está abriendo un nuevo mundo narrativo” comparte con entusiasmo Pedro. Nuevos eventos también han encontrado su lugar desde la reapertura del cine, como las noches temáticas (The Rocky Horror Picture Show, Back to the Future), proyecciones al aire libre, lanzamientos de películas realizadas por directores locales, lecturas de teatro, conciertos, espectáculos multidisciplinarios, festivales, entre otros más.Regularmente organizan eventos en colaboración con la plataforma VoD española FilmIn, de hecho la película ganadora del festival Kontrabendo, queda disponible a través de dicha plataforma para el público. Su colaboración podría ir más allá en el futuro al mostrar algunas películas de FilmIn que no hayan sido publicadas en España e incluso permitiendo a su audiencia programar la cartelera del cine a través de dicha plataforma.

Pero, ¿Cómo se organiza un cine dirigido por más de un centenar de ciudadanos? Con la creciente demanda y carga de trabajo desde su reapertura, 6 personas fueron contratadas para las misiones diarias del proyecto, junto con los miembros de CineCiutat, están encargados de la proyección, tareas de administración, programación y gestión de eventos. Sin embargo, no toman ninguna decisión sin que los miembros estén enterados y de acuerdo con la misma. Es por eso que cada semana los miembros se reúnen en 9 comités para tomar decisiones con respecto a: programación, participación, regeneración y desarrollo sustentable, CineFilms (películas patrimonio), comunicación, traducciones, actividades educativas y las nuevas tecnologías.

Creemos haber encontrado la manera de orgánicamente estructurar el funcionamiento del cine sin perder el alma inicial del proyecto, que era antes que todo, ser un cine dirigido por la comunidad, y aun así, tener en cuenta la realidad actual de la industria cinematográfica” explica Javier. Una anécdota ilustra el apego de los miembros a su cine: cada noche a las 23hrs el número de boletos vendidos durante el día es enviado a todos los miembros. “Se ha convertido en un ritual” dice Javier con una sonrisa, “cuando nos reunimos con varios miembros, los vemos a todos revisando sus correos electrónicos a través de su celular al mismo tiempo para saber los resultados”.

Siendo una iniciativa ciudadana, la conciencia ambiental y social están siempre presentes en las conversaciones. Toda la energía utilizada en el instituto es 100% solar y de producción local. También establecieron la distribución de “Butaca Solidaria” de la misma manera que el “café pendiente”, los espectadores pueden comprar tickets adicionales que son otorgados a personas en necesidad. Más de 200 tickets fueron vendidos en pocos meses a través de esta modalidad.

CineCiutat, asociado con otros cines en el país han dado vida a la primera casa de arte en España, CineArte, con la finalidad de fortalecer los vínculos entre los negocios independientes y apoyar a los nuevos artistas emergentes.

Al tomar en sus propias manos el destino de su cine, los miembros de CineCiutat han logrado tener en cuenta los retos tecnológicos y sociales para generar una nueva estructura de gestión, han logrado crear una nueva manera de dar vida a un cine, redefiniendo el papel de la sede, dándole la importancia y el lugar merecidos, y todo esto a través del esfuerzo de cada uno de sus miembros.

Traducido por Daniel Carreto ♥