Bios (Atenas)

BIOS es un centro multidisciplinario ubicado en Atenas que cada verano organiza un ciclo de películas mudas llamado “Sssh! Películas Mudas”: una serie proyectada en el rooftop del complejo, con mobiliario de verano y audífonos, los cuales permiten a la audiencia escuchar los sonidos de la película o el set de algún DJ en vivo acompañando las imágenes.

La historia de BIOS comienza en el año 2000 como un festival audiovisual. En esa época, el equipo invadió una fábrica abandonada y creo el más grande festival de música electrónica, con exhibiciones y toda clase de instalaciones artísticas. Dos años después, se dieron cuenta que para sobrevivir en Atenas, tenían que establecerse de una forma más permanente. Fue así que en un barrio cercano al centro de la ciudad el equipo encontró una fábrica abandonada y decidió rentar el lugar para crear un centro audiovisual, a través de los años han organizado proyecciones e instalaciones que buscan siempre la inclusión de las artes dentro de su programación. En 2010, 10 años después de su nacimiento, decidieron llevar sus aspiraciones aún más alto: recuperaron otro edificio justamente al otro lado de la calle, el Romanzo, el cual transformaron en un centro artístico con la primera industria creativa incubadora de la ciudad. Ahí, proveen oficinas y múltiples espacios a jóvenes creadores (arquitectos, diseñadores, cineastas, diseñadores de modas, desarrolladores web, etc.)

No somos una organización cerrada que no tiene cara, la gente nos conoce, y queremos ser los más abiertos y disponibles al público que podamos.

BIOS organiza proyecciones cinematográficas y muy exitosamente también un programa presentado en su rooftop durante el verano llamado, Sssh! Películas Mudas: “Proyectamos películas en la pared, la audiencia toma asiento en camastros donde tienen disponibles audífonos inalámbricos. En un canal pueden oír los sonidos de la película, si cambian de canal pueden escuchar un DJ playlist en vivo inspirado en la película, y si lo apagan, simplemente no escuchan nada y pueden disfrutar en silencio de un buen trago”. Explica Gabriella Triantafyllis. Este programa, el cual comienza a mediados de mayo hasta agosto, celebro ya su quinto aniversario. La temática cambia cada año, por ejemplo “The new French New Wave” con proyecciones como Diva de Jean Jacques Beineix, Subway de Luc Besson y Boy Meets Girl de Leos Carax; otro ejemplo es “Teenage Kicks” con títulos como If de Lindsay Anderson, Kids de Larry Clark y Gummo de Harmony Korine. El DJ está directamente involucrado en la selección de los temas y las películas para cada temporada. “la última ocasión, el DJ selecciono películas de ciencia ficción, aunque en años anteriores se trataba más de películas clásicas”.

Sin embargo, BIOS se enfrenta a tiempos complicados debido a la fuerte crisis económica que azota a Grecia, la cual hace que el ambiente y las circunstancias no sean las mejores ni financiera, ni socialmente hablando. El equipo no puede planear la programación para los meses próximos y se enfrentan a dificultades como un límite diario de gastos, bancos que no cuentan con la apertura económica necesaria, impuestos y precios cambiantes, y el cambio de toda la música en la programación pues no pueden enviar el pago a ningún artista viviendo fuera de Grecia por el momento. “Cuando tus ganancias dependen del número de tickets que vendes, significa que dependes de lo que la gente puede gastar en tu establecimiento, y si ellos no tienen dinero entonces hay un grave problema”. Desde el voto del referéndum en julio de 2015, BIOS ha caído a la mitad de sus ganancias habituales, y lamentablemente, no se vislumbra un futuro muy distinto.

Aun así, los miembros del equipo están llenos de esperanza y han decidido reforzar su apoyo a los artistas emergentes ofreciéndoles espacios gratuitos para ensayos a bandas musicales o compañías de teatro. Este año, la programación la forman es su totalidad nuevos artistas jóvenes “Fue una decisión muy importante para nosotros. Ya que sin ningún tipo de financiamiento, nadie apoya a las nuevas generaciones”. Los talleres que organizan son las oportunidades apropiadas para desarrollar la red e imagen de BIOS y conocer nuevas caras. “No somos una organización cerrada que no tiene cara, la gente nos conoce, y queremos ser los más abiertos y disponibles al público que podamos”.

Traducido por Daniel Carreto ♥